La Mujer del nuevo Mundo

Poema ofrenda a la Mujer del nuevo Mundo:

Diosa, Mujer, Hermana, Madre, Abuela,

Brinda la conexión con tu esencia Femenina y la sabiduría de tus poderes femeninos
Escucha tu voz interior, escucha tus ciclos y sus riquezas,
Honra tu cuerpo como tu templo sagrado,
Invítate a bailar frente al espejo tus polaridades, masculina-femenina,
sombra-luz, tierra-cielo, visible-invisible…
Conéctate a la hermandad, a la sabiduría del círculo,
Empápate de su riqueza para trascender juntas la humanidad
y despertarla a la conciencia del AMOR
Cuida las semillas de amor que la vida misma sembró en ti
y siente a través de ti como crece el árbol de la vida, agarrado al núcleo de la Tierra
con raíces potentes y nutridas por la madre Tierra.
Siente como crece la fuerza vital dentro de ti para nutrirte y abrazar en tus ramas,
en tus brazos, los frutos del amor, las mujeres, los hombres
y los hijos de la Tierra que cruzan tu camino
Cuida de los seres vivos, animales, árboles, vegetales, minerales
Cuida de la Tierra, cuida de tu propia Tierra interior
Sea la expresión de la bondad, de la dulzura, de la ternura, de la alegría,
de la abundancia y del amor de la madre Tierra para todos sus hijos
Resplandecerás así el equilibrio y la armonía
Ama con toda tu alma la vida misma que brota en ti y a tu alrededor

¡Permítete brillar!

La Mujer del nuevo Mundo, conecta con su Femenino y su Masculino Sagrado encamina un amor pleno hacia sí misma, entonces no se mete en relaciones de pareja tóxica y adictiva donde el otro viene a colmatar necesidades.

No necesita escuchar que es guapa porque profundamente se siente guapa y resplandece su belleza.

Se siente autosuficiente, nutrida, llena, plena, porque lleva en su interior la completitud de lo femenino y de lo masculino sagrado.

La Mujer del nuevo Mundo, se siente florecida, es su propia mejor amiga, su amante, su todo. Tiene una sexualidad florecida porque conoce a su cuerpo, lo respeta, lo ama y lo cuida como su templo sagrado. Es una persona responsable de su felicidad, no culpa a nadie por sentirse infeliz porque sabe que eso es asunto suyo.

Sabe también que la felicidad no tiene por qué ser linear y constante, porque es cíclica y conoce sus ritmos. Cuando se siente alegre lo irradia desde dentro hacia afuera y cuando se siente triste sabe acogerse en su vulnerabilidad sin juzgarse. Da espacio a sus emociones para transformarlas y salir más poderosa de cada lección integrada desde la gratitud infinita hacia la vida.

Gratitud hacia la vida por brindar la oportunidad de crecer y evolucionar y también confiar en su capacidad de superar con amor y humor cada experiencia.

(Leer artículo sobre lo Femenino sagrado), (Leer artículo sobre lo Masculino sagrado)

La Mujer del nuevo Mundo se da amor se llena del amor de sí misma, cuidándose y sabe que es solo desde este espacio sagrado que podrá brindar el amor a su alrededor.

Sabe que cuando da desde un espacio nutrido, sus relaciones son ricas, llenas, ligeras, felices, alegres.

A cambio sabe que cuando se da desde el vacío y la carencia, se siente triste, nerviosa, cansada, con exasperación, con resentimiento, apego, sufrimiento y carencias. Sabe que las ilusiones y las expectativas son suyas y que suelen llevar a desilusión, por eso que no espera nada y privilegia el saborear el momento presente.

La Mujer del nuevo Mundo a integrado que de toda manera todo lo que harán los demás, nunca podrá ser suficiente si ella no se cuida y no se ama porque al final somos espejo y los demás la tratan como ella se trata a ella misma.

La Mujer del nuevo Mundo se siente empoderada, orgullosa de sí misma y sé que su presencia es divina. No tiene dificultad a pasar delante del espejo y recordárselo.

La mujer del nuevo Mundo se enamora de ella y celebra la vida que le habita con una lluvia de gratitud infinita.

La Mujer del nuevo Mundo se siente muy creativa y desbordante de amor y de energía.

Respeta su tiempo y su ciclo vital.

Escucha su cuerpo, como se siente y cada día hace un balance entre el DAR y el RECIBIR para regalarse el equilibrio que se merece.

Ideas para honrar la Diosa que eres,
esa Mujer del nuevo Mundo

Existen muchas formas de cuidar de ti, en ese sentido como terapeuta y como mujer he desarrollado varias herramientas que pongo a tu servicio para acompañarte y sostenerte.

Todo lo que propongo lo hago desde mi experiencia propia como mujer, de alguna forma son como mis recetas mágicas que funcionaron para mí y que tengo a corazón de compartir contigo.

Cuidar de las mujeres y ayudarte a encaminar un amor más grande hacia ti misma, eso es lo que me hace feliz y me hace rebosar de amor. A ti de descubrir cuál es tu receta mágica para rebosar de amor e irradiar el mundo ;-)

- Masaje ritual de Diosa, un ritual para honrar la Diosa que eres. Conlleva un baño de los pies, una infusión caliente, un espacio de escucha donde puedes soltar y transformar tus emociones en total confianza y el masaje ritual de Diosa de 1 hora. Una reconexión con tu esencia sagrada. Hecho con aceite caliente de pies a cabeza, ese ritual te permitirá encaminar más amor hacia ti misma y tu cuerpo, tu templo sagrado.

- Circulo de mujeres, un espacio para compartir entre mujeres y soltar en confianza las corazas que nos separan de nuestros potenciales sexuales, vitales y creativos.

- El rebozo, o la manteada, un ritual envolvente para dejarse acunar y también tomar consciencia de los límites de su cuerpo.

- La sanación energética Isis del triángulo de oro, una forma de reequilibrar tus polaridades femeninas y masculinas y sentirte más en armonía contigo misma y con los demás.